jueves, 14 de enero de 2010

COMUNICADO: POR Y CON HAITÍ


CARTA ABIERTA A LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

Vivimos un momento crítico y doloroso para América Latina y el mundo debido al terremoto ocurrido en Haití, es un drama humano y material que viven nuestros hermanos, que nos compete y convoca a todos y todas. Hombres, mujeres y niños deambulando por las calles con signos de traumatismos físicos y psicológicos, en medio de sus muertos; pérdidas cuantiosas de vidas y otras que aún gimen bajo los escombros; una infraestructura colapsada, sin agua potable, luz, y sin medios de comunicación, que exige una respuesta rápida ante la emergencia. El pueblo haitiano no puede esperar y urge por ello nuestra acción solidaria en estos trágicos momentos y más allá.

La urgencia inmediata es cómo canalizar la ayuda humanitaria de forma efectiva, y por ello es preciso identificar fuentes confiables en cada país y a nivel internacional, que permitan que esos recursos lleguen rápidos y efectivamente a la población damnificada. Por ello llama nuestra atención que tanto el Banco Mundial como la Unión Europea hayan señalado una ayuda de 10 millones y 4, respectivamente, montos que no están a la altura de la tragedia humana ocurrida. Exigimos que estos datos reviertan, porque la tragedia es aún mayor que la de salvar a la banca internacional, como ocurrió hace unos pocos meses atrás. Así también, saludamos la respuesta de muchos países ante la emergencia y convocamos a una mayor y más rápida solidaridad.

Para CEAAL, como movimiento de educación popular presente en 21 países de América Latina y el Caribe, Haití ha sido un referente importante. Ahí está presente un colectivo nacional y por varios años desarrollamos una campaña para la inclusión de ese hermano país en el plan iberoamericano de alfabetización, además de apoyar temas de DDHH y de educación. En este momento, a pesar de todos los esfuerzos realizados, no sabemos todavía la suerte de nuestros afiliados en Puerto Príncipe.

Consideramos importante construir una estrategia de educación y participación popular en la forma de enfrentar la emergencia y la reconstrucción. En el caso del terremoto de México y en el del Huracán Mitch aprendimos mucho de eso: luego de enfrentar los aspectos más urgentes de salvamento y rescate se impulsó la organización de grupos operativos que hacen censo de la población, priorizan con la gente las necesidades, definen formas de distribución de la ayuda, constituyen espacios de apoyo afectivo y espiritual, etc.; es decir, se construyen formas de organización y participación que a la larga permitirían convertir la emergencia en un camino para reconstruir nuevas condiciones y no volver a la situación anterior. El riesgo de que la emergencia vulnerabilice aún más a la población y la haga más dependiente aún de la ayuda exterior es grande y aún en estos momentos, nuestra apuesta por la participación es sustantiva en la reconstrucción de Haití.

La reconstrucción de Haití, en base a una propuesta de desarrollo integral es fundamental. La solidaridad internacional en todas sus manifestaciones debe desplegarse sobre la base de la participación activa de la comunidad haitiana y con respeto a su soberanía y autodeterminación.

Como CEAAL y junto a otras redes podemos aportar nuestras experiencias y capacidades en aspectos como lo educativo, salud, poder local y participación ciudadana.
Sigamos pues, caminando con y por le pueblo haitiano, merecedor de mejores días y constructor de su propio destino.

"La primera condición para que un ser pueda ejercer un acto comprometido está en que éste sea capaz de actuar y reflexionar". Paulo Freire

CEAAL - Consejo de Educación de Adultos de América Latina


Nélida Céspedes - Presidenta
Raúl Leis - Secretario General