martes, 13 de julio de 2010

LEY DE LA IGUALDAD: Garantizar los Derechos Humanos en un Estado Laico



“Hoy es un día muy importante que sacara a la luz que senadores o senadoras niegan los derechos humanos sin mas justificación que su homofobia. No existe ninguna razón para negar el derecho al matrimonio a las parejas del mismo sexo, y si muchas razones para garantizar la progresividad de los derechos humanos”
dijo Patricio Cabezas vocero de CePaDeHu.

En un sistema de gobierno democrático la mejor manera de garantizar la igualdad es con un Estado Laico sin avalar o discriminar – a través de las leyes – una determinada moral.

CePaDeHu promueve la Ley de la Igualdad por garantizar uno de los principios fundantes de la Declaración Universal de los Derechos Humanos firmada en 1948, la IGUALDAD. A medida de que llegaba el día de hoy, hemos escuchado y leído argumentos a favor y descalificaciones en contra, a veces con un lenguaje común que fue utilizado con definiciones distintas; entre ellas justicia, igualdad, respeto, derechos de los niños, matrimonio y ley natural entre muchos otros.
La libertad de expresión, en un marco del Estado constitucional de derechos, consolida el la diversidad política, ideológica y religiosa. No así cuando cae en fundamentalismos que generan discriminación y odio.

Por lo que nos preocupa cuando expresiones intolerantes intentan frenar el reconocimiento social y jurídico de las múltiples concepciones sobre la familia, las personas, los estilos de vida, la moral, las identidades sexuales, y de derechos a la salud reproductiva, educación y la cultura, entre otros, como los que se esta dando en Argentina.

CePaDeHu
recuerda que el Estado Argentino ha firmado la Declaración Sobre orientación sexual e identidad de género de Las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 2008. Esta Declaración condena la violencia, el acoso, la discriminación, la exclusión, la estigmatización y el prejuicio basado en la orientación sexual y la identidad de género. También condena los asesinatos y ejecuciones, las torturas, los arrestos arbitrarios y la privación de derechos económicos, sociales y culturales por estos motivos.

Por tal motivo espera que el Estado Argentino, sus instituciones y por ende, los senadores y senadoras garanticen la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en especial el artículo 1,que establece que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

La aprobación de la Ley de la Igualdad, que garantiza el derecho al matrimonio, también es importante porque de él dependen otros derechos como ser, el derecho a la adopción de niños y niñas, custodia de hijos e hijas, vivienda, empleo, etc.

Hoy puede ser un gran día para el movimiento de derechos humanos.

Contactos:
cepadehu@gmail.com - 11 6243 6451