lunes, 8 de septiembre de 2008

Día Mundial de la Alfabetización


El Centro de Participación para la Paz y los Derechos Humanos - CePaDeHu, celebra el Día Mundial de la Alfabetización.

Según la UNESCO, cerca de 39 millones de personas que viven en esta región carecen de las competencias en lectura y escritura necesarias no sólo para satisfacer las exigencias impuestas por la vida diaria y laboral, sino también para poder adquirir el aprendizaje permanente que impone la sociedad del conocimiento.

En América Latina, la tasa de alfabetización en los adultos es de 91% y en el Caribe, de 74%. Se estima que unos 110 millones de jóvenes de la región no finalizan sus estudios primarios.Por otra parte, en la sede de este organismo en París, hoy se realizará una mesa redonda cuyo tema será “La alfabetización y la salud”.

El director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura, en su mensaje con motivo de la jornada explicó que una persona analfabeta “es más vulnerable a la mala salud, y es menos probable que busque asistencia médica para sí misma, su familia o su comunidad”.La UNESCO asegura que las mujeres con educación secundaria tienen cinco veces más probabilidades de ser informadas sobre el VIH y el SIDA que aquellas que son analfabetas. De igual manera, la tasa de mortalidad infantil es mayor cuando la madre no sabe leer ni escribir.

CePaDeHu señala que todavía alrededor de 774 millones de adultos en el mundo están pendientes de alfabetizar y 75 millones de niños quedan excluidos del sistema escolar, con lo que uno de los Objetivos del Desarrollo del Milenio que la ONU estableció para 2015, la mejora de la tasa de alfabetización de adultos en un 50 por ciento, está lejos de cumplirse.

Recuerda que la aplicación y elaboración de estrategias que proporcionen a los jóvenes un trabajo digno y productivo, es otro de los Objetivos del Milenio de la ONU, y que este es un segmento de población que registra la mitad de los desempleados del mundo, según datos del PNUD.

CePaDeHu añade que según datos del Banco Mundial, el 25 por ciento de las personas que viven en condiciones de máxima pobreza, menos de un dólar al día, son jóvenes, es decir 238 millones. Situación que permite la violación de sus derechos humanos.