domingo, 23 de enero de 2011

MEMORIA: 14 años sin José Luis Cabezas

El 25 de enero de 1997 fue asesinado José Luis Cabezas en Pinamar.
Para buena parte de la opinión pública, se trato de un crimen mafioso, y como toda mafia se la imagino enquistada en el poder, por ende con plena impunidad.


¿Qué mafia realizo o promovió el crimen y porqué?

En primer lugar, hay que recordar que en agosto de 1996 Carlos Dutil y Ricardo Ragendorfer publican la “Maldita Policía” en la revista Noticias, la investigación puso en papeles la voz popular: la prostitución, el robo de autos, de casas, la piratería del asfalto, el juego clandestino, la droga están regenteados desde las comisarías y las brigadas. El cotejo del nivel de vida y las propiedades de ciertos integrantes de las “planas mayores de la bonaerense” con sus sueldos comprobaron que algo turbio pasaba, pero las autoridades políticas prefirieron mirar a otro lado.

El entonces presidente de la República, Carlos Menem, decía “no hay mafias en el país”. Claro que el caudillo riojano se refería a las acusaciones que se le hacían al empresario modelo del neoliberalismo Alfredo Yabrán.
El entorno del empresario postal era señalado por la presencia en sus empresas y en la custodia personal de exrepresores de la dictadura militar. El propio presidente intento alejar las sospechas sobre el empresario, aún cuando empezaban a aparecer indicios contundentes que lo comprometían.
Ante el repudio de buena parte de la sociedad argentina, desde la Presidencia de la Nación recibieron al empresario en la Casa de Gobierno. El presidente Menem dijo “atacan a Yabrán porque quieren atacar al gobierno".

Para el entorno de Menem, el culpable era la “Maldita Policía” de Eduardo Duhalde. Para la gente de Eduardo Duhalde, el culpable era Yabrán, símbolo del menemismo.
Ramón “Palito” Ortega, candidato a vicepresidente de Duhalde en 1999, admitió ante Raúl Kollman – periodista de Página/12 – que aportó dinero, miles y miles de pesos, para la defensa del principal imputado del asesinato, el policía Prellezo.

El resultado del juicio fue esclarecedor. La justicia condeno a: Gustavo Prellezo, policía, Sergio Camaratta y Aníbal Luna, ambos policías de Pinamar, Gregorio Ríos, jefe de custodia de Alfredo Yabrán, Alberto Gómez, comisario de Pinamar, Horacio Braga, Sergio González, José Luis Auge y Héctor Retana, estos cuatro últimos integrantes de la llamada Banda de los Hornos.
En el fallo de febrero de 2000, los magistrados se refirieron a que el móvil del homicidio del reportero gráfico habría sido "la resistencia de Yabrán a que su imagen trascendiera públicamente y que la actividad de Cabezas y la revista Noticias lo molestaban profundamente".

Pasaron 14 años.

El cuerpo sin vida de José Luis Cabezas fue hallado calcinado dentro de su auto en las afueras de Pinamar, con las manos esposadas en espalda y dos tiros en la cabeza.

Este lunes 24 de enero a las 21.00 se lo recordara en la Plaza de los Dos Congresos en la Ciudad de Buenos Aires. A continuación se realizará una caravana hasta Pinamar, donde se desarrollarán los actos principales.